Aprender a hablar en público viendo a otros

aprender-a-hablar-en-publico--YOS-Coaching

¿Alguna vez has escuchado el dicho que afirma que “Nadie aprende por experiencia ajena”?……. ¡Pues no te lo creas, porque se puede aprender mucho observando a los demás!. La pregunta que nos hacemos es ¿de qué manera nos puede ayudar la observación para aprender a hablar en público?

Aprender a hablar en público con la observación

El aprendizaje vicario (también llamado “aprendizaje observacional” o “modelado”) es un fenómeno descrito por el psicólogo Albert Bandura, por el cual aprendemos algo observando cómo la desarrollan otras personas. Por ejemplo: si ves algún vídeo o tutorial de recetas estás aprendiendo a cocinar de forma vicaria. Luego, cuando practiques por tu cuenta ya no estaremos hablando de aprendizaje vicario, sino de aprendizaje “experiencial”.

Observar es una de las mejores maneras de aprender aspectos básicos de cualquier habilidad. De hecho, aprendemos habilidades sociales gracias a la observación. El bebé observa a los adultos y aprende el lenguaje, primero emite balbuceos, luego palabras sueltas y finalmente frases completas con sentido. Si aprendemos a hablar de esa forma ¿Por qué habría de ser diferente cuando se trata de aprender a hablar en público?

La observación de alguien que está hablando en público nos aporta mucha información sobre el uso de los tres lenguajes: el lenguaje verbal, el lenguaje paraverbal y el lenguaje no verbal. La forma en la que se mueve, cómo utiliza las manos para reforzar una idea o para llamar la atención de la audiencia; la mirada, la entonación o los recursos para enlazar las ideas. Hay muchas características de un/a buen/a comunicador/a que se pueden aprender modelando.

Aprender a hablar en público es más fácil de lo que parece. Con la observación aprenderás las técnicas de los expertos y te inspirarás en su saber hacer para adquirir destreza.

Referentes para ver y aprender a hablar en público

El aprendizaje observacional no trata de convertirte en un imitador. Se trata de modelar a otros y descubrir nuevos recursos que no estás poniendo en juego y que podrían ser beneficiosos para ti. Quizás no te permites gesticular demasiado cuando hablas en público porque crees que no queda bien, pero viendo a otros te das cuenta de que es un buen recurso que no estás utilizando y que la gesticulación, en su justa medida, te ayuda a reforzar tu mensaje.

El aprendizaje vicario es como ir de viaje y descubrir nuevas costumbres: Visitar nuevos lugares no cambia tu personalidad, pero te enriquece y amplías tu enfoque.
Para que pongas en práctica el aprendizaje vicario te aconsejamos que veas algunos de los vídeos alojados en la web TED Talks o en la web BBVA Aprendemos juntos.

¿En qué me puedo fijar analizando a oradores?

  • Movimiento: ¿Cómo se mueve el orador o oradora? ¿con calma y lentitud o rápidamente? ¿dirige su cuerpo conscientemente o da la impresión de deambular por el escenario? ¿se acerca al público en algún momento o por el contrario mantiene durante todo el rato la distancia?
  • Gesticulación: ¿Cómo mueve sus manos? ¿el movimiento es excesivo o por el contrario, le haría falta moverse más? ¿crees que utiliza sus manos de manera que refuerzan su mensaje?
  • Voz: ¿Se le entiende bien cuando habla? ¿lo hace a buen ritmo o por el contrario es demasiado lento o demasiado rápido? ¿vocaliza bien? ¿se atropella? ¿modula la voz creando diferentes tonos o por el contrario es monótono a lo largo de toda la charla?
  • Estilo: ¿Tiene un estilo serio y formal? O por el contrario ¿se le percibe como una persona cercana y desenfada? ¿alterna esos dos estilos en función de lo que comunica en ese momento? ¿el mensaje que transmite y su estilo personal concuerdan?
  • Uso de metáforas y storytelling: ¿utiliza comparaciones para ejemplificar lo que explica? ¿comenta alguna experiencia personal para poner de manifiesto lo que quiere transmitir?

Aprender de los errores propios y ajenos

El aprendizaje vicario tiene dos caras. Por un lado, nos sirve para registrar todo lo que nos es útil y los recursos que podemos adquirir; por otro lado, nos da información de los errores que se pueden cometer y que podemos evitar. Volviendo al ejemplo de la receta de cocina, si ves que la persona que cocina se quema al coger una fuente del horno, aprenderás que debe cogerse con guantes.

A la hora de hablar en público sucede lo mismo. Tal vez observes a una persona hablando en público y te des cuenta de que utiliza ciertos recursos que no te gustan, por ejemplo, ridiculizar a alguien del público para que los demás se rían a su costa, “exigir aplausos” o que le motiven para dar su charla, hacer alarde de falsa humildad, etc.

También puedes ver cosas que hace sin darse cuenta, pero que le juegan en contra, como por ejemplo, hablar muy rápido o no mirar al público. Toma buena nota y aprende a evitarlo.

 

Como ves, el aprendizaje por modelado o vicario es muy útil para aprender a hablar en público. Te aporta claves sobre lo que es útil y también sobre lo que es mejor evitar. Es la base para que luego practiques, mejores tu técnica y deslumbres con tu talento.

Si además quieres hacer ejercicios, tener supervisión y recibir feedback de tu avance, tienes a tu alcance nuestros cursos y clases particulares para hablar en público.

Leave a Reply


Powered by